Category Archives: Uncategorized

Cómo ir al médico en Chequia y no morir en el intento.

Hola pagafantas y recibefantas vari@s. Os habla vuestro maestro y hoy os voy a instruir en el difícil arte de buscaros las habichuelas o como dice tu padre, ¨con un pico y una pala me gustaría verte yo a ti…¨

Hoy le ha tocado el turno a los médicos. Esos que te hacen un análisis rectal cuando vas con un poco de tos y te llaman exagerado cuando vas arrastrándote a la consulta con la guadaña de la muerte reflejada en tus pupilas. Así que explicaré qué hay que hacer para poder acceder a la sanidad púbica en este país (acceder a la púbica es más fácil… chiste malísimo, lo sé.)

Lo primero, ¿tienes trabajo? Si la respuesta es que NO, te puedes ir a ir tomar por…, digo… que si no tienes trabajo te puedes pasar por aquí y quizá encuentres algunos buenos consejos para dejar de lamentarte en en estado de Facebook… A Mr Mark Zuckerber le importa un huevo tu vida…

Si la respuesta es que sí, pero lo unico que conoces en la República Checa es el camino desde tu casa al bar ese lleno de Erasmus y checas borrachas… sigue leyendo.

Cuando yo empecé a trabajar en mi compañía tuve que ir a registrarme a un médico para que me hiciera un historial médico traducido al checo. También lo puedes traer del país de donde vengas (yo venía de UK) y traducirlo aquí por unos 15 o 20 euros. Yo fuí al médico porque ni tenía mi historíal ni quería gastarme el dinero ya que eso traducido a birras son por lo menos 15 cervezas… Y eso para mí son los fines de semana de un mes y medio y una mamarrachada menos que escribir en el blog…

La primera vez que fui al médico tengo que reconocer que le mentí… Paso a explicar por qué: En la República Checa cuesta 30 coronas ir al médico, esto es un pago simbólico en caso de que estés registrado en la sanidad social. Pero si no lo estás, ese pago simbólico te puede salir por un piquito, quizá unos 30 o 40 euros. Teniendo esto en cuenta, fui a probar suerte, y cuando me preguntó por mi número de seguridad social le dije que no lo tenía, pero que estaba al caer y que en cuanto me llegara se lo enviaría, me miró durante 5 segundos sin decir nada… pero el sus ojos podía leer “EspañolTeníasQueSer…” y me dijo, “enga vale, pero que no se te olvide pisha”. Y yo salí de allí con mi superhistorial en checo corriendo sin mirar atrás, con la camiseta todavía sin poner y el pantalón por las rodillas cual amante sorprendido dando fuerte y flojo… después de pagar mis 30 coronas. (Ya sé lo qué estáis pensando sobre lo del pantalón por las rodillas… Pero para pesarte tienes que quitártelo)

Hace poco me levanté con más cera en los oídos que una procesión de semana santa. Así que llamé a mi compañía de sanidad y les dije que quería una cita con el médico lo más pronto posible porque hacía horas que no podía escuchar cómo me mangoneaba mi jefe y ya se estaba empezando a enfadar.  Como no había cita con el medico de cabecera me la dio diréctamente con el otorrino de urgencia. Y ay de mí… no tenía mi tarjeta sanitaria conmigo, porque eso es como los condones, no follas nunca, hasta el día que los dejas en casa y te aparece la rubia de turno con las rodilleras puestas…

Así que me fui a por la tarjeta, que en Brno se recoge aquí. Subes a la primera planta y vas a encontrar una máquina criptográfica a mano izquierda cuando entras. Digo criptográfica porque no hay cojones de entender lo que pone… Yo le di al único botón que entendía y que ponía ¨Unión Europea¨ (en checo) y me puse a esperar. Cuando llegué a la ventanilla pregunté a la mujer en Checo que si hablaba inglés, y me dijo que me peinara para atrás. Entonces le dije insurance card, y ahí sí que me entendió, me pidió el DNI, fue a buscarla y me la dio. Si esperabais sexo… lamento decepcionaros… aunque yo también pensé que la historia quedaba mejor con sexo de por medio…

Salí de allí con la tarjeta y sonriendo. Ya tengo una más para engrosar mi cartera.

No hay mucho más que explicar sobre la visita al médico en sí. Normalmente las consultas son en casas, o sitios privados. Y lo normal es que los médicos tengan pacientes limitados, así que no todos los médicos te podrán atender aunque tu amigo te diga que vayas a la dentista esa que en vez de ponerte los empastes te los salta directamente cuando te enseña el escote. En el caso de mi visita, el médico hablaba inglés porque en mi seguro tienes el derecho a ser tratado en angličtina (toma google translator). Sobre la extracción de cera… me ahorro los detalles, todo fue muy bien y salí de la consulta que podía escuchar hasta el roce húmedo de los labios checos… (aquí cada uno que piense lo que le de la gana… )

Aquí os dejo una foto de los utensilios médicos de tecnología punta.

unnamed
Hasta la próxima 🙂