Category Archives: Ocio

Navidad en la República Checa (segunda parte)

Hola amiguitos y amiguitas. Es el malaguita otra vez.

Como podéis ver aquí os traigo otro nuevo y excitante post… Con eso de que mis amigos se han ido a casa por navidad… ando un poco aburrido. Todo hay que decirlo… Me encantaría decir que voy a plantearme escribir al menos una vez a la semana… pero aún no es fin de año y aún me queda una semana para mentirme a mi mismo. Así que habrá que aprovecharla… digo yo. Intentaré no enrollarme mucho porque sé que a algunos de vosotros os da miedo cuando veis que tardaréis más de tres minutos en leer el post. Por eso corté el post en dos partes, para que no me vengáis luego con milongas.

Como no podía ser de otra manera, en estos días fui a visitar Praga, una de las ciudades más bonitas de Europa central.  No podría comentar nada que no haya visto en Brno referente a la navidad. Los puestos de navidad eran similares aunque con los precios duplicados o incluso triplicados (Es lo malo de estar en la capital…). De todas formas, una visita a Praga es siempre especial, porque esta ciudad es uno de esos lugares que es imposible que no te gusten. Llena de mercadillos, gente, restaurantes, monumentos, edificios históricos, museos… y un sin fin de turistas y cosas que hacer.

This slideshow requires JavaScript.

Sé que ahora os estaréis arrepintiendo de haber bebido tanto estas navidades… Ese riñón que estáis pensando en vender para venir de vacaciones a Chequia no lo va a querer nadie después de filtrar 15 litros de sidra en dos días. Lo siento amigos… Tendréis que esperar un poco más para ser tan guays como yo y poder hacer todo lo que yo hago.

Por supuesto, lo mejor de vivir en un país es aprender sobre sus costumbres, y la República Checa tiene también las suyas. Tanto es así que hace tan solo un día discutía sobre qué día se celebra la Navidad en el mundo. Yo decía que el 25, y los checos dicen que el día de Navidad es el 24… Pues señores… la wikipedia no le dio la perra gorda a nadie. Ya que en este país se considera navidad el 24, y el 25 se celebra en  casi todos los demás países.  Así que cada uno interpreta la biblica como le salga de los ¨testiscuslos¨, ea!

Otra pequeña diferencia es que aquí los regalos se dan el 24 por la noche, después de la cena, niños incluidos. Debe ser que tienen algún convenio con Papá Noel para que se le haga la noche un poco más corta. Y cuando pase por aquí se pueda poner a beber cerveza y a comer klobasa… No va a estar gordo el io puta?

Para terminar, también me sorprendió un poco que aquí la comida típica de la cena de navidad es la carpa (Kapr). Normalmente este pescado es traído desde Třeboň, un pequeño pueblo checo rodeados de lagos, aunque también vienen de otros sitios, solo tienes que pedirle el DNI a la carpa antes de comprarla, eso nunca falla. Esta costumbre proviene de la superstición en la que los checos piensan que una escama de carpa bajo el plato durante la cena de navidad traerá dinero y buena suerte. Es por este motivo que unos días antes de nochebuena las calles se llenan de viveros llenos de carpas vivas para venderlas. Puedes elegirla a tu gusto y decirle al vendedor que te la prepare, o bien, puedes llevarla a casa hasta el día de navidad, matarla y prepararla tu mismo… Se entiende que toda la familia estará muy contenta con el pescado, pero la carpa se tiene que estar cagando en todos tus muertos y deseando que así se ahogue toda la familia entera.
20131221_160033
Hasta aquí llegamos hoy con el post. Sed buenos o los Reyes Magos os traerán carbón y mortadela del pato Donal.

Saludos!

Navidad en Chequia.

Hola holita camaradas.

Después de mucho tiempo sin escribir, os traigo un post sobre la navidad en este bonito país que no os podéis perder de ninguna manera. Que luego cuando me veáis no me podréis decir que no os avisé. 😀

Bien, resulta que como no podría ser de otra manera, la navidad es casi igual en todos los sitios del mundo. Pero no os decepcionéis aún, porque hay cosas que cambian aquí y que no podréis ver en muchos más sitios, al menos no tanto en España.

Como bien sabéis, éste que habla vive en Brno, una pequeña ciudad a dos horas de Praga. La verdad es que me gustó bastante ver las luces que adornan las calles. Después de cuatro años en Edimburgo me había acostumbrado a ver las calles decoradas con lucecitas de los chinos, y no muchas… Un cable por calle si acaso… Por estas fechas he estado en Bratislava y en Brno. He encontrado el ambiente navideño bastante parecido, aunque tengo que decir que me gustó más el mercadillo de Bratislava, con todas las delicatessen para gordos que tenían allí. Todo era frito, menos el struddel, que estaba directamente relleno con calorías de todos los colores y sabores. Y el vino caliente estaba como para restregárselo por los pezones. Buenísimo!.

20131130_153913

Aquí en Brno, puedes encontrar unos puestecillos donde venden carne ahumada del Este que tienen una pinta increíble. También puedes encontrar en ambos sitios un licor de miel caliente llamado Medovina  (Medo = Miel… como podéis ver mi control sobre el idioma es impresionante) o, como se le conoce normalmente, hidromiel. Y por supuesto no falta el vino o la sidra caliente con especias. Todo esto para comérselo o bebérselo en la calle a cero grados… Si sales vivo de esta… eres un hombretón.

Hablando con la gente me enteré de que tanto en Chequia como en Eslovaquia hay un personaje navideño llamado Svatý Mikuláš z Myry (Ahora intenta pronunciarlo con un polvorón en  la boca). Este hombre viene el 5 de Diciembre acompañado de un ángel (que normalmente es representado por una mujer rubia) y un demonio. Esta antagónica pareja (me vuelvo más repelente cada segundo) se encarga de dar regalos, en el caso del angel, o castigos, impartidos por el demonio si has sido malo. El extraño nombre de este personaje suena parecido a Nicolás, así que ahí estaba yo diciéndole a la gente… “Pero ezoooooo…, ezooo eh Papá noe’, pisha!” Pero no, no lo es…

Sobre gastronomía, tengo que decir que estoy bastante contento con la comida aquí. Siempre me he considerado valiente en lo que se refiere a comidas. Yo siempre he dicho que me la coma quien quiera… Pero no es eso lo que quiero decir exactamente, malpensado. Hablo sobre varias cosas típicas en navidad que puedes conseguir en esta ciudad y que hará que tu visita merezca mucho más la pena… Ya verás lo contenta que se va a poner tu madre cuando vuelvas a casa usando solo el primer agujero de ese cinturón con el que antes te podías dar tres vueltas..

Perníčky: Unas galletas de jengibre decoradas muy cucas y un poco cursis, pero con buena pinta.
Vánoční cukroví: Pastas de navidad.
štranberské uši: Una especie de galletas enroscadas que puedes combinar con muchas cosas.
Kremrole: Una rulo de hojaldre relleno con algo parecido a merengue.
Trdelník: Una masa hecha en forma de cilindro con azucar.
Bramborák: Tortilla frita hecha con patata.
Langoše: Tiene pinta de pizza pero la masa no es horneada, sino frita.

20131214_154147

Algunas de estas comidas pueden no ser típicamente checas, ya que en esta zona hay mucha influencia de otros países cercanos. De todas maneras, es algo que puedes encontrar aquí en navidad, o incluso durante todo el año.

Y como estos checos saben comer bien… No podían faltar una buena ración de Churros españoles… Y tengo que contaros un secreto… Venden churros con AJO!!!!

20131207_204551_LLS

Hasta pronto.
Feliz navidad y Felices fiestas!

Nos vamos de bares

Hola camaradas.

El post de hoy va a ser sobre el servicio en los bares de la República Checa y como los clientes son tratados en estos sitios… Intentaré no pasarme mucho escribiendo para que podáis ir a vez el último capítulo de juego de tronos.

Antes de escribir este post debo añadir que no es mi intención generalizar, y cuando sigáis leyendo entenderéis por qué digo esto… Los checos son altos y fuertes, no quiero recibir una paliza cuando llegue mañana al trabajo, así que… vamos al lío…

20130105_195320

Como ya dije en un post anterior (solo he escrito dos, así que no os costará mucho encontrarlo) el coste de vida en la República Checa es sensiblemente inferior al coste de vida en España. Yo diría que es más justo que en otros países ya que en España vais a encontrar cosas que cuestan lo mismo que aquí, pero sin embargo, en el centro de Málaga vais a pagar el doble por salir a cenar fuera. No obstante, en según qué sitios hay  que keep calm and carry on. Paso a relatar algunas de las curiosidades que puedes encontrar en los restaurantes y que os va a erizar los pelos de los huevecillos.

– La tardanza de la comida.
Una de las primeras cosas a destacar y que es común en casi todos los sitios es el tiempo que tarda la comida en llegar a la mesa. Cuando llega ya no comes por hambre, sino en plan borracho, devorando el plato sin esperar a que se enfríe aunque te estés despellejando el cielo de la boca porque te acabas de trincar dos o tres cervezas con el estómago vacío y estás lamiendo el suelo.

– Olvidos.
No es raro que los camareros olviden uno o dos platos. Pero claro… si la comida tarda tanto en venir pues no preguntas hasta que ha pasado lo menos una hora y tu estómago se está comiendo a sí mismo. A esto hay que sumarle que rara vez viene la comida de todo el mundo a la vez.

– El papelito de la mesa es sagrado.
Me explico… En muchos restaurantes de la República Checa llevan la cuenta de las cosas que has comido o bebido con un papelito que te dejan en la mesa donde los camareros apuntan todo cuando ordenas (esto no pasa en todos, pero si en muchos de ellos) Imaginaos como queda el papelito en una juerga de 4 horas… Incluso una vez se lo tuvimos que sacar a alguien del culo… Aún no sé lo que pasa si lo pierdes, pero por si acaso, no lo probéis.

– La amabilidad de los empleados.
Si alguna vez alguien te dice que un camarero le ha sonreído… No lo creas, está mintiendo. Yo una vez vi a uno haciendo una mueca con la cara pero posiblemente sería porque se estaba cagando. Aquí los camareros no sonríen y no son amables, salvo en alguna rara excepción. Sobra decir que os pido a todos que dejéis propina en los sitios donde te hagan sentir cómodo, porque realmente se la merecen, ya que no abundan.

– Equivocaciones con la vuelta.
En este país he comprobado que suelen equivocarse con el cambio más que de costumbre. O simplemente te hacen un redondeo que haría desmayar a cualquier catalán que se precie, por supuesto, siempre a favor del establecimiento.

– Tabaco.
En este país está permitido fumar en los establecimientos a día de hoy. Sé que muchos fumadores defienden esto, al igual que otros muchos están de acuerdo en tomar medidas. Mi blog no va de eso, así que no voy a decir mi opinión sobre este tema. Pero tengo que decir, que en Brno, los establecimientos no suelen estar muy ventilados, y la nube de humo que se forma dentro es increíble, hasta el punto que se puede llegar a hacer insoportable.

Por último decir que no todo son cosas malas en lo que a restaurantes se refiere. Encontraréis algunos en los que os van a tratar de puta madre. Y generalmente la comida que ponen en todos suele ser bastante decente. Otro día hablaré sobre mis sitios favoritos de todo Brno, para que podáis venir aquí y poneros hasta el ojete.